Alegrarse en Dios

El salmo 149 es una alabanza. La primera parte, muchos la cantaríamos alegremente y la aceptaríamos (vv.1-5). La segunda parte del salmo nos resultaría más difícil si somos de esas personas que asumimos y queremos imitar a Jesús en eso de amar a los enemigos, porque en ella se habla de exaltar a Dios por la ejecución de su venganza (v.6-9).

Sin embargo, en lo que quiero reflexionar es tan sólo en una preposición. Vamos a detenernos en los versículos 2 y 4:

“Alégrese Israel en su Hacedor; los hijos de Sión se gocen en su Rey” (v.2)

Y

“Porque Jehová tiene contentamiento en su pueblo; hermoseará a los humildes con salvación” (v.4).

¿Qué significa “alegrarse, gozarse o contentarse en Dios? El versículo 2, algunas traducciones o versiones en español han propuesto otra traducción: alegrarse porque Dios es su creador (Dios Habla Hoy); alegrarse con su creador (Biblia Jubileo 2000); de tu creador (Nueva Traducción Viviente); por su creador (Nueva Traducción Internacional).

Aunque no sé nada de hebreo, estuve haciendo una pequeña investigación sobre esa preposición. Según un diccionario la preposición original, cuya transliteración sería aproximadamente “be”, tiene varios posibles usos o significados. Uno de ellos es traducirla como “en”, o puede ser “en presencia de”, o “frente de” o puede traducirse “contra”.

A partir de aquí es una interpretación mía. Pero creo que la idea es que algo se pone junto a otra cosa de tal forma que se afectan: o se unen y se llevan bien, o pueden chocar y enfrentarse, y de ahí las posibles traducciones encontradas. Cuando algo está “en” en algo, se produce un tipo de contacto que llega a la posibilidad de la unión. Por eso creo que las preposiciones propuestas como “de”, “por”, “con” o “porque” (esto no es una preposición), no transmiten lo que quiere decir “be” y la más cercana en español es como traduce la RV60 o La Palabra “Alégrese Israel en su Hacedor” o en su creador.

Me alegro “en Dios” es alegrarme por estar unido a él, por la relación, por la presencia, porque hay intimidad y mucho en común entre los dos, entre Dios y su pueblo. Lo sorprendente de todo esto es que Dios se contenta “en su pueblo”. ¿Qué Dios como Yahveh?.

Todo esto nos lleva un poco más cerca a comprender lo que es vivir “en Cristo”, de lo que el apóstol Pablo hablará mucho.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siervos útiles y ligeros de peso

Siervos útiles y ligeros de peso

“Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.”. 1 Pedro 4:10 Grandes aspiraciones Estamos rodeados de grandes historias. Desde niños nos ponen ejemplos de personas admirables a quienes...

Descanso en la comunidad

Descanso en la comunidad

a. La iglesia como comunidad de descanso La experiencia de iglesia, como comunidad cristiana, es un anticipo de lo que esperamos disfrutar en la eternidad. Es empezar a vivir aquí lo que esperamos del reino en nuestro futuro, cuando Jesús vuelva para llevarnos al...

Pin It on Pinterest

Share This